Enfoque inmunológico en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad

Enfoque inmunológico en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad

Actualmente, no hay duda respecto a la importancia de una correcta alimentación como requisito indispensable para conseguir un estado de salud óptimo. No obstante, nos alejamos cada vez más de una alimentación saludable, lo que lleva consigo un llamativo y preocupante incremento del sobrepeso y la obesidad.

Esta enfermedad, en España, está afectando de forma exponencial a toda la población, y de forma especialmente preocupante a la población infantil y juvenil. Según los datos reflejados en los últimos resultados hallados en la Encuesta Nacional de Salud 2011-2012, el 54% de la población adulta española tiene sobrecarga ponderal total (17% Obesidad + 37% Sobrepeso) y un 30% de la población infantil y adolescentes (2-17 años) también tiene sobrecarga ponderal total (10% Obesidad + 20% Sobrepeso). Este problema debe ser frenado a través de la creación de nuevos planes de prevención e intervención más eficaces.

Por lo general, a estos pacientes se les indican hábitos de vida saludables y realizar una dieta hipocalórica acompañada de ejercicio físico diario, sin embargo a algunos les cuesta mucho perder peso. ¿Existe alguna causa o motivo biológico que explique la gran dificultad de pérdida de peso en ciertos pacientes (excluyendo otras posibles causas biológicas previamente estudiadas como las patologías endocrinas, hipotiroidismo o Síndrome de Cushing)?

Con sobrepeso y obesidad se produce una acumulación excesiva de grasa en el tejido adiposo (el principal almacén de reservas energéticas en el organismo y un importante órgano neuroendocrino, asociado al sistema inmunológico y al sistema nervioso central). Es muy común en este tipo de pacientes la presencia de Síndrome de Sensibilidad Central (SSC), concepto emergente que engloba diferentes patologías como fibromialgia, fatiga crónica, síndrome de intestino irritable o migrañas entre otros, debido a una disregulación neurosensorial que finalmente produce alteraciones neuroendocrinas y en el sistema inmunológico.

Estos pacientes poseen un sistema inmunológico que presenta hipersensibilidad a diferentes estímulos (tales como: alimentos, neumoalergenos, sustancias químicas…) tras estar en contacto con ellos, produciéndose una liberación y elevación importante de sustancias inmunoactivas y  mediadores proinflamatorios (histamina, TNF, IL, etc.) por las células inmunológicas.

La elevación de estas sustancias, principalmente la histamina*, ha sido relacionada en diferentes estudios con múltiples acciones a nivel cerebral, jugando un papel fundamental en los siguientes procesos:

– Aumento de la hormona antidiurética (ADH). Niveles elevados de histamina favorecen la liberación de ADH  en el hipotálamo, provocando en el individuo un trastorno en el manejo de líquidos (produciéndose una mayor retención de líquidos, sequedad cutánea e hinchazón generalizado).

Rol en la ingesta alimentaria y el metabolismo energético (acción sobre la leptina, la GLP-1 y orexina/hipocretina).

Todos estos resultados hallados reflejan cómo el sistema inmune puede ejercer efectos negativos en individuos con sobrepeso u obesidad. El conocimiento de estos mecanismos de acción constituye una nueva y eficaz herramienta para el manejo de esta enfermedad, proporcionando así un tratamiento diferente encaminado a disminuir estas patologías de elevada prevalencia.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar