La histamina, clave en los tratamientos de medicina estética

La histamina, clave en los tratamientos de medicina estética

Muchos de los problemas estéticos corporales están influenciados por la alimentación y por los hábitos de vida. En las clínicas de medicina estética se realizan tratamientos, entre otros muchos, de estética corporal, dietética y nutrición.

Algunos pacientes con obesidad o sobrepeso les cuesta mucho adelgazar, incluso habiendo intentado diversas dietas; otras personas acuden a estos centros por celulitis, acúmulos grasos o abdomen voluminoso, pero además se suele acompañar de otros síntomas como hinchazón abdominal, retención de líquidos, cansancio, síntomas digestivos, frialdad en los miembros inferiores, migrañas o dolores musculares.

Teresa Cifuentes, Directora médica de la Clínica Vitaluz-centro de Nervión, de Sevilla, nos cuenta su experiencia con sus pacientes que presentan estos síntomas sugerentes de sensibilidad alimentaria por histaminosis. Los resultados de su trabajo han sido recientemente presentados en el XXXI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Estética, celebrado en Málaga.

La histamina actúa a través de receptores presentes en todos nuestros tejidos, además es un neuromodulador y neurotransmisor, contribuyendo en la regulación de algunas hormonas. También puede alterar la regulación del sueño y los ritmos circadianos, afectar al control del apetito, control de líquidos, la termorregulación y procesos inflamatorios; todo ello muy importante para el control del peso.

Cuando hay sensibilidad a alimentos u otras sustancias con las que estamos en contacto a diario, se produce un incremento de histamina que repercute en nuestra vida provocando malestar general. Entre los alimentos principales que provocan sensibilización encontramos algunos de consumo diario como el trigo, leche, huevos, tomate, naranja, etc.

Si realizamos el test de medición de histamina (TMH) sabemos a qué alimentos estamos sensibilizados y podemos hacer un tratamiento de desensibilización con dieta, lo que mejora los síntomas del paciente (se encuentra mejor) y se obtienen mejores resultados en los tratamientos de medicina estética corporal.

En los tratamientos corporales y anticelulíticos: LPG endermología, mesoterapia corporal, intralipoterapia, ultrasonidos, cavitación o radiofrecuencia, la dieta y el control de la retención de líquidos es importante. Hay tipos de celulitis distintos, unas con más componente circulatorio y otras veces inflamatorio. La frialdad en las piernas, glúteos y muslos –zonas metabólicamente frías en estas pacientes- son síntomas relacionados con la histamina. Otras veces, cuando queremos tratar la zona abdominal encontramos pacientes con mucha variedad en el diámetro de su abdomen a lo largo del día, es decir, están bien por las mañanas y por la tarde presentan abdomen globuloso. Esto también es debido al exceso de histamina.

Por todo ello y dada la importancia que el control de la histamina tiene en nuestros pacientes, decidimos incorporar en la Clínica Vitaluz el test de medición de histamina (TMH). El balance ha sido muy satisfactorio, las pacientes se encuentran mejor, adelgazan con más facilidad, se “deshinchan” y los resultados de los tratamientos anticelulíticos mejoran mucho. Podríamos resumir que se obtienen mejores resultados y más rápidos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar