Test inmunológico SHC

Test inmunológico SHC

Es una prueba analítica especializada en la que se mide, con distintas concentraciones de alérgeno y tiempos de incubación, la respuesta que realiza la mucosa intestinal y la sangre de nuestro organismo frente al alimento o combinación de alimentos.

Cuando al paciente se le solicita un test SHC frente a algún alimento específico, se realiza un extracto del alimento y se genera un alérgeno específico de ese alimento que contiene todos los componentes de los que está formado. También se puede estudiar la respuesta a un componente alimentario único (gluten, glucosa, profilina, caseína…).

Alimentos clave

Hay algunos alimentos básicos que son claves porque abarcan la mayoría de los alérgenos que potencialmente tienen capacidad de manifestarse como intolerantes (respuesta inmunológica no alérgica): leche, huevo, trigo, cerdo, pollo, ternera, pescado blanco, pescado azul, arroz y tomate.

La leche es el primero de los alimentos que no se tolera bien. Las mujeres, desde que comienzan la pubertad hasta que están acabando el ciclo reproductivo, tienen la posibilidad de desarrollar intolerancia a la leche en más del 70% de los casos. A partir de los 40, empieza a disminuir y a partir de los 50 son raras las que manifiestan intolerancia a la leche. Sin embargo, los niños/as suelen manifestar en los primeros años de vida tanto alergia como intolerancia a la leche. Entre el 8% y el 15% de ellos pueden manifestar reacciones alérgicas frente a la leche y al huevo, y se estima que es bastante mayor el porcentaje de intolerancia a la leche.

La retirada del alimento siempre produce un mecanismo de desensibilización. Pero no basta con su retirada, sino que es necesario realizar un plan alimentario elaborado por nutricionistas para que no haya reactividad cruzada de unos alimentos con otros.

Medición de histamina

Esta técnica tiene como base el estudio de la histamina, pero no es un test de liberación de histamina, sino un estudio de activación y sensibilización celular donde se miden distintos parámetros como la histamina, adaptado a las características del paciente. Gracias a esta técnica se ha averiguado que muchos alimentos, que no se tomaban en cuenta como posibles alimentos intolerantes, tienen un peso muy grande como, por ejemplo, el café, el té y las bebidas alcohólicas.

La intolerancia se manifiesta entre 3 y 10 nanogramos. Si la técnica no es capaz de detectar niveles bajos de histamina, no sirve para diagnosticar intolerancia alimentaria por histamina.

Resultados

En lo que va de año, en las Unidades SHC Medical de toda España se han realizado test alimentario SHC a unos 1.900 pacientes, test de liberación de histamina a neumoalérgenos a 1.100 y estudios de IgG a 900. Entre los 4.000 pacientes estudiados en 2013, más del 70% manifiestan intolerancia. Por tanto, la intolerancia es cada vez más prevalente y, de hecho, más de un 10% de la población desconoce que tiene manifestaciones de intolerancia a pesar de sufrirlas a diario, muchos de ellos con dolores de cabeza, dolores generalizados, cansancio o síntomas digestivos inespecíficos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar